Cirugía de Párpados

CIRUGÍA DE PÁRPADOS (BLEFAROPLASTIA)

Con el paso de los años, se produce exceso de piel y grasa palpebral que sumado a la pérdida de elasticidad de los tejidos, da al ojo un aspecto cansado, senil y en casos extremos, obstrucción de la visión, alteraciones que busca corregir la blefaroplastia.

Estos hallazgos se presentan en forma muy variable en la población, afectando en forma individual  o conjunta los párpados superiores o inferiores, generalmente en la mitad de la tercera década pero en ocasiones en edades tan tempranas como la segunda década y afecta tanto a mujeres como a hombres.

Previo a esta cirugía es indispensable un completo interrogatorio al paciente en búsqueda de condiciones particulares que puedan interferir con los resultados, como son ojo seco, hipertensión arterial, hipotiroidismo, enfermedades cardiovasculares, diabetes, glaucoma, enfermedad de Graves, entre ellos.

Es una cirugía ambulatoria y se puede realizar con anestesia local, las incisiones se realizan siguiendo los pliegues naturales del párpado y las cicatrices resultantes son, en condiciones normales, imperceptibles.

Cómo es un postoperatorio normal?

 

La incomodidad es variable, pero debe ser tolerable.

Puede presentarse:

  • Dolor de cabeza por uno o dos días, síntoma que es más leve en esta técnica que en la clásica.
  • Edema y equimosis progresiva, no súbita, que puede aparecer y aumentar en las primeras 48 horas, pero que disminuye y desaparece en dos a tres semanas.
  • Sensación de pesadez en los movimientos frontales por la inflamación de los tejidos.
  • Sensibilidad alterada que puede persistir por varios meses y que retornará a la normalidad.
  • Leve inflamación de párpados y mejillas.
  • Sensación de entumecimiento palpebral y ojo seco.

Los tubos de drenaje se retiran en el primero o segundo día de postoperatorio.

A los siete días ya se habrán retirado los puntos de sutura o grapas utilizadas para afrontar los extremos de la incisión.

Casos Clínicos reales Icono

        PRE – POST               PRE – POST

Cuáles son las recomendaciones que se deben tener en cuenta luego de esta cirugía?

  • Reposo absoluto los primeros tres días.
  • Cabeza elevada durante la primera semana.
  • Aplicación de hielo y compresas frías para disminuir la inflamación y evitar hematomas.
  • Mantener limpios y secos los vendajes hasta que se retiren, o en caso contrario, consultar para su cambio.
  • Usar protección U.V, mientras cede completamente la equimosis.
  • Cumplir con la toma y aplicación de medicamentos formulados.
  • No ingerir bebidas alcohólicas en las dos primeras semanas del postoperatorio.
  • Evitar esfuerzos durante las dos primeras semanas.
  • La dieta es normal.
{"wp_error":"cURL error 60: SSL certificate problem: certificate has expired"}
× Chatea Conmigo